domingo, 4 de enero de 2009

EL CABILDO

Quienes pasamos por el denominado "centro porteño" (connotación recibida por ser el centro neurálgico de operaciones financieras, de establecimientos gubernamentales, de aglomeraciones de bancos de todo los tipos y colores, etc.) aunque la realidad indique que el centro geográfico de la ciudad se halle en el barrio de Caballito. Hemos notado, a veces sin mayor importancia, que sobre la calle Bolivar y limitando con las calles Hipolito Irigoyen, Av. de Mayo y Diagonal Sur, nos encontramos con un llamativo edificio ¿llamativo porque? si es blanco y sus lineas arquitectónicas son simples como indica el estilo arquitectónico colonial (de las colonias)...¿llamativo?. Si, totalmente llamativo (también lo son en su entorno la Casa "Rosada" de Gobierno, la Catedral Metropolitana y el Banco Nación). Al aseverar el soslayo que provoca esta edificación nos encontramos en otra intringulis: ¿Qué lo hace llamativo? Pués bien, en primera instancia no estamos frente a ningún rascacielos ni edificio de estilo internacional como los que podemos ver en Puerto Madero. No. Estamos frente a un sitio por donde pasó el tiempo, por donde la historia se respira aún allí dentro, a pesar de sus tantas y variadas modificaciones que por ahora no vendrán al caso.

El Cabildo deviene de capitŭlum, es decir, "a la cabeza". Estas instituciones, provenientes de la España colonizante, eran aquellas a las que además de la Catedral, entre otros establecimientos, eran las afortunadas de corresponderles un solar o espacio de terreno frente a la Plaza Mayor, como lo determinaban las leyes de indias. Vale aclarar que no solo existe (o existió) en Buenos Aires sino que todavía encontraremos un cabildo en las provincias argentinas de Salta, Córdoba y Jujuy, por ejemplo.
El Cabildo era la institución máxima por los tiempos de la colonia, podríamos decir, la cual se encargaba de impartir la administración y la justicia. Era la suma de todos los poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Aquí desempañaba su labor el Virrey (llámese Cevallos,
Vértiz, Cisneros, Del Pino, Olaguer y Feliú, etc., en fin, la mayoría de estos nombres los podemos encontrar hoy en calles del barrio porteño de Belgrano), este como tal era la representación en cada colonia del mismísimo rey de España, era el encargado de llevar la administración, la justicia, la defensa militar, y demás, cuidando siempre y en todo momento los intereses de la corona española.
Pero hubo un episodio por el cual seguramente el cabildo no sería el mismo para todos nosotros: "La revolución de Mayo", esa revolución que a solo un año del cumplimiento de su bicentenario (1810), todos "recordamos" sin
, obviamente, jamás haber asistido a la misma. El descontento del pueblo frente al yugo español, la destitución de Cisneros como virrey del Río de la Plata y el ansia de conformar el primer gobierno patrio, fue lo que le dio la impronta revolucionaria. Un hecho verdaderamente histórico y emocionante si nos ponemos a investigar como fue el desencadenamiento que tuvo y en que terminó...si es que alguna vez terminó.

En resumidas cuentas el cabildo dejó de funcionar como institución en sí, hace 188 años, durante su funcionamiento fue mudo testigo de revoluciones, de la presencia de súbditos del reinado español, de invasiones inglesas, del primer gobierno patrio y ahora lo es de "representaciones artísticas" en sus muros, de gente que ya no camina su vereda sino que corre apresurada por no llegar tarde a su puesto de trabajo, de manifestaciones y de una confitería moderna, que atiende en su mayoría a turistas, en su patio. ¿No es llamativo el cabildo?


El mismo edificio del Cabildo alberga, además, un museo llamado "Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo" que es muy recomendable visitar. Su entrada ronda los $2.

Dirección: Bolívar 65, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Tel: 4334-1782/4342-6729
E-mail: cabildomuseo_nac@cultura.gov.ar/ reservas visitas guiadas a : visitascabildo@cultura.gov.ar
Horarios: de Miércoles a Viernes de 10:30 a 17:00 Hs. y de Sábados a Domingos de 11:00 a 18:00 Hs. / Visitas programadas: Miércoles, Jueves y Viernes
Biblioteca: Lunes y Martes de 12:00 a 16:00 Hs.

Nos aproximan las lineas de colectivos: 2, 6, 7, 9, 10, 17, 22, 24, 26, 28, 29, 45, 56, 59, 64, 67, 70, 74, 86, 91, 98 (R116), 103, 105, 111, 126, 130, 142, 146 y 152.

7 comentarios:

  1. Me encanto Rodo, esta re bien explixado y redactado y te aseguro que les va a ser muy útil a todo aquel que desee saber sobre el hermoso y valioso patrimonio con que contamos.
    Muchas suerte............ y espero el proximo edificio emblematico.


    besos

    ResponderEliminar
  2. Rodrigo: Te felicito por la pasión y el entusiasmo que revelas y contagias cuando te referís a Buenos Aires. Yo, que soy un adoptivo de esta Ciudad y la quiero, me siento feliz de que alguien dedique tanto tiempo en mostrarnos la historia que hay en cada rincón. Ya lo hiciste con el Ciclo de Conferencia “Historia Hasta en las Baldosas” y ahora a través de este Blog. Espero que muchos ingresen y puedan acercarse a la historia y “sentir” el significado que tiene ese paisaje cotidiano que nos rodea. ¿Suena ambicioso? Puede ser, pero sinceramente lo deseo y conociéndote sé que lo vas a lograr.
    No podrías haber elegido mejor forma de empezar: “el Cabildo de Buenos Aires”, que representa el “inicio” de nuestra NACIÓN LIBRE. Comparto con vos un breve pensamiento de Mariano Moreno –ideólogo de la Revolución de Mayo y hombre que llenó de mística ese Cabildo que nos describís-: “La libertad de los pueblos no consiste en palabras, ni debe existir en los papeles solamente. Cualquier déspota puede obligar a sus esclavos a que canten himnos a la libertad; y este cántico maquinal es muy compatible con las cadenas y opresión de los que lo entonan. Si deseamos que los pueblos sean libres, observemos religiosamente el sagrado dogma de la igualdad”.
    Gracias! Abrazo Grande. Jose Luis

    ResponderEliminar
  3. Primis!!!! la verdad que a veces es bueno conocer un poco mas sobre lo que tenemos! nunca nos paramos a pensar en lo llena de historia que esta Buenos Aires.
    Estoy muy orgullosa de que hayas encontrado lo que te apasiona... y se por la garra, el cariño y la emosion que le pones que te va a ir super bien!!!
    Te dejo muchos besis primis!!!!!
    y segui poniendonos al dia que en algun momento vamos a apreder algo :)
    TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. marian (y lola)martes, 06 enero, 2009

    Rodri: me encantó el sitio y a todos nos hace bien reactualizar un poco la historia que nos rodea. Mas teniendo en cuenta que cotidianamente cada uno de nosotros transita por lugares cuyo significado emblematico queda invisibilizado por la costumbre. Es bueno que siempre alguien tenga la energia, ganas y responsabilidad de hacernos mirar la ciudad, su belleza y sus edificios emblematicos con otros ojos, aquellos que le otorgan el sentido histórico que se nos pierde a cada rato. Te super felicito por la iniciativa. Beso hasta la luna. Marian (y lola)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por rescatar un pedacito de nuestra historia. Lástima que nos falta espíritu de patria... para de esa forma cuidar nuestros tesoros incalculables como estos edificios que son de cierta forma el alma de nuestros antepasados.
    Gracias, Matilde, desde San Pedro, Bs.As.

    ResponderEliminar
  6. Sos un groso. Aguante tu idea. Es muy loco detenerse a pensar un poco que algunos lugares que bordeamos cotidianamente pensando solo en llegar a algún lugar, de repente guardan un montón de datos que hacen a nuestra identidad.
    Muy buen ejercicio despegar las imágenes ciudadanas de la costumbre de verlas sin observarlas, revelando sus historias olvidadas. Sobre todo si a la historia se le pone onda, porque la historia bien contada tiene mucha magia, y se ve qué vos estás buscando eso.
    Muy bueno.
    Abrazo, Papá!

    ResponderEliminar
  7. Rudolf: Te felicito (nuevamente) por ésta idea, no me sorprende tu iniciativa porque los que te conocemos sabemos lo que te apasiona y te atrae la historia.
    Tal vez si todos aportáramos un poquito, como lo estas haciendo vos, la historia no estaría tanto en el pasado y podríamos entenderla un poco mas y quererla tambien.
    Muchas veces me indigno caminando por estas calles y viendo edificios que como el cabildo estan "recortados", "reformados" o demasiado "restaurados", pero lo que nos queda es esto, recordar lo que alguna vez fue... y lo que sigue siendo gracias a seres como vos que aportan a nuestro pasado y presente.
    Gracias.
    Te dejo besos muchos!
    lau

    ResponderEliminar